La Historia de la Iglesia Adventista del Séptimo Día


La Iglesia Adventista del Séptimo Día ha crecido de un puñado de personas, que estudiaron diligentemente la Biblia en búsqueda de la verdad, hasta ser una comunidad mundial de mas de 19 millones de miembros dispersos en más de 208 paises, alrededor del mundo, que consideran la Iglesia Adventista su hogar espiritual.

Guillermo Miller

Los Adventistas del Séptimo Día son herederos del movimiento Milleriano de la década de 1840.  Entre 1831 y 1844, un predicador Bautista y ex-capitán de Ejército de la Guerra de 1812, llamado Guillermo (William) Miller, lanzó el grande despertar del segundo advenimiento, el cual eventualmente se dispersó a través de la mayoría del mundo cristiano.

Basado en su estudio de la profecía de Daniel 8:14, Miller calculo que Jesús podría regresar a la tierra el 22 de Octubre de l 1844.

"¡Es el fin del mundo!", pensaron. Cuando Jesús no apareció, todos los que tenían esta expectativa, incluyendo a Guillermo Miller, experimentaron lo que se conoce como “El Gran Chasco”.

La que se habían juntado al movimiento sufrieron una profunda desilusión. Unos pocos volvieron a estudiar sus Bíblias aun más, y confirmaron que la fecha del 22 de octubre del 1844, era correcta.

Además, descubrieron que la purificacion del Santuario realmente consistía en que Jesús pasaba del lugar Santo al luga Santisimo del Santuario Celestial, y no en la Segunda Vendia de Cristo como Guillermo Miller junto a cientos de predicadores alrededor del mundo, habían predicho para aquel día (Daniel 8:14; Hebreos 9:11-12).

Los primeros 'adventistas' se convencieron de que la profecía bíblica preveía que Jesús, en vez de venir a la Tierra en 1844, comenzaría en aquella fecha un ministerio especial en el Santuario Celestial.

Guillermo Miller fue no el único en predicar que Jesús vendría a la tierra en 1844, puesto que más de 150 predicadores alrededor del mundo también predicaron que Jesús vendría a la tierra en los años alrededor 1840-1844.

De este pequeño grupo que se rehusó a desistir después de El Gran Chasco, surgieron varios líderes destacados. Entre ellos, una pareja joven – Jaime y Elena White - y un capitán de navío jubilado, Jose Bates.

Este pequeño núcleo de “adventistas” comenzó a crecer - principalmente en los estados de la Nueva Inglaterra en la América del Norte - adonde el movimiento de Miller había comenzado.

Elena G. de White

Elena White, apenas una adolescente en la época del gran Chasco, llegó a ser una escritora prolifera, oradora y administradora.

Ademas fue la consejera espiritual de confianza de la familia Adventista por mas de 70 años hasta su muerte en 1915, dirigida por el Espiritu Santo, al mostrar los dones del Espiritu de Profecía en su ministerio para el Pueblo de Dios.

Ella escribió más de 5,000 artículos y 40 libros.  Pero hoy, incluye la compilacion de sus 50,000 paginas de manuscritos, y mas de 100 titulos disponibles en Inglés.

Bajo la dirección especial de Dios, Elena White escribió sus consejos para el creciente grupo de creyentes, que comprende una vasta variedad de libros, cuyo temas incluyen religión, educación, relaciones sociales, evangelismo, salud, profecia, publcaciones, nutritión y administración.

La iglesia hoy tiene actuación establecida en 216 de los 237 países reconocidos por las Naciones Unidas.

La Agencia de Desarrollo y Recursos Asistenciales (ADRA) opera en más de 130 paises y areas alrededor del mundo.

La publicación y distribución de literaturas fueron los principales factores en el crecimiento del movimiento del Advenimiento. La ‘Advent Review' y el ‘Sabbath Herald' (hoy ‘Adventist Review'), órgano general de comunicación de la Iglesia, fueron lanzados en Paris, Maine, en 1850; el ‘Youth's Instructor' en Rochester, Nueva York, en 1852; y el ‘Signs of the Times' en Oakland, Califórnia, en 1874.

La primera Casa Publicadora denominacional en Battle Creek, Michigan, comenzó a operar en 1855 y fue debidamente incorporada en 1861 con el nombre de Asociación de Publicación Adventista del Séptimo Día.

El Instituto de Reforma de la Salud, conocido mas tarde como Sanatorio Battle Creek, abrio sus puertas en 1866, y la obra de la Sociedad Misionera fue establecida a nivel estatal en 1872, y 1877 vio la formación de las Asociaciones de las Escuelas Sabáticas en todo el Estado.

En 1903, la sede de la denominación [conocida como la Asociación General de la Iglesia Adventista del Séptimo Día] se trasladó de Battle Creek, Michigan, para Washington, D.C. 

En 1989, la Asociación General de la Iglesia Adventista del Séptimo Día se trasladó a Silver Spring, Maryland, donde continúa siendo el nervio central del trabajo siempre en expansión, como una iglesia organizada para cumplir la Gran Comisión.