Un Diálogo con Dios Acerca del Sabado

 

 

  1. Dime, Señor, ¿Tienes tú un día especial de descanso para tus seguidores?

    "Yo estaba en el Espíritu en el día del Señor" (Apocalipsis 1:10).

  2. Pero ¿cuál es el día del Señor? ¿De qué día de la semana eres tú el Señor?

    "Porque el Hijo del Hombre es Señor del sábado” (Mateo 12:8).

  3. Hay siete días en la semana. ¿Cuál de ellos es el día de reposo?

    "Acuérdate del día del sábado para santificarlo. Seis días extranjero que está dentro de tus puertas” (Éxodo 20:8- 10).

    El séptimo día es sábado o fiesta del Señor Dios tuyo; Cuarto mandamiento de la Ley de Dios.

  4. Pero, Señor, ¿no aboliste tú la ley que contiene el mandamiento del sábado?

    "No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir." (Mateo 5:17).

  5. Pero, Señor, ¿no cambiaste tú uno de los mandamientos de la Ley, de manera que hoy tus seguidores podamos guardar otro día?

    "Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido" (Mateo 5:17-18).

  6. Pero, Señor, ¿no es el sábado un día judío? ¿No es el séptimo el día de reposo de los judíos?

    "El sábado por causa del hombre es hecho” (Marcos 2:27).

    "Quedaron, pues, acabados los cielos y la tierra, y todo el ejército de ellos. Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo; y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo. Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación” (Génesis 2:1-3).

    El sábado fue hecho y entregado al hombre genéricamente hablando, 1500 años antes de la existencia de cualquier judío. (Génesis 2:1-3).

  7. Alguien me dijo que después de tu crucifixión, Señor, tus seguidores no continuaron guardando el séptimo día de acuerdo con el mandamiento. ¿Es cierto?

    "Y quitándolo, lo envolvió en una sábana, y lo puso en un sepulcro abierto en una peña, en el cual aún no se había puesto a nadie. Y era día de la víspera de la Pascua; y estaba para rayar el sábado. Y las mujeres que con él habían venido de Galilea, siguieron también y vieron el sepulcro, y cómo fue puesto su cuerpo. Y vueltas, aparejaron drogas aromáticas y ungüentos, y reposaron el sábado; conforme al mandamiento” (Lucas 23:53-56).

  8. Pero, ¿acaso el apóstol Pablo no se reunía siempre con los cristianos de su tiempo en domingo, en honor a la resurrección? ¿Qué costumbre tenía él con respecto al día de culto?

    "Pasando por Anfípolis y Apolonia, llegaron a Tesalónica, donde había una sinagoga de los judíos. Y Pablo, como acostumbraba, entró a ellos, y por tres sábados disputó con ellos de las Escrituras” (Hechos 17:1-2).

  9. Pablo afirmó que él no estaba sujeto a la Ley y que sólo se hacía judío para poder ganar a los judíos. Tal véz él se congregaba con los judíos en sábado y con los gentiles en domingo ¿Cuál es la verdad, Señor?

    "Habiendo zarpado de Pafos, Pablo y sus compañeros arribaron a Perge de Panfilia; pero Juan, separándose de ellos, se volvió Jerusalén. Ellos, pasando de Perge, llegaron a Antioquía de Pisidia; y el sábado entraron en la sinagoga y se sentaron. Cuando salieron ellos de la sinagoga de los judíos, los gentiles les rogaron que el siguiente sábado les hablasen de estas cosas. Y disuelta la reunión, muchos de los judíos y de los prosélitos piadosos siguieron a Pablo y a Bernabé, quienes hablándoles, les persuadían a que perseverasen en la gracia de Dios. Al sábado siguiente, se reunió casi toda la ciudad para oír la palabra de Dios” (Hechos 13: 13,14,42-44).

  10. Señor, si esto es así, ¿por qué pablo, en colocenses 2:16, se contradice al decir a los gentiles que nadie los debía juzgar de comida o de bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o sábados?

    Él se refería a lo registrado en 1 Crónicas 23:28-31... Asimismo tenían a su cargo los panes de la proposición, la flor de harina para el sacrificio, las hojuelas sin levadura, las ofrendas preparadas en sartén y las cocidas ... También tenían que ofrecer todos los holocaustos a Jehová los sábados, lunas nuevas y fiestas solemnes, continuamente delante de Jehová.

    Nota: Es evidente que Pablo solo se estaba refiriendo a las comidas, bebidas, fiestsas y sábados que estaban relacionados con el culto del antiguo santuario judío.  La palabra sábado era usada en la antiguedad como sinónimo de "día feriado". Un "sábado" ceremonial podía caer en domingo, jueves, lunes o cualquier otro día de la semana, de la misma manera que sucede hoy con los días festivos. El sábado semanal no es una sombra, puesto que fue instituído antes de la existencia del  pecado y los ritos del templo (Véase Génesis 2:1-3).

  11. Comprendo, Señor, ¿Quiere decir, entonces, que el sábado del séptimo día aun sigue vigente para los cristianos de nuestros días?

    "Orad para que vuestra huida no sea en invierno ni en sábado; porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá jamás.;” (Mateo 24:20-21).

    Nota: La gran tribulacion es parte de los eventos finales de la historia de este mundo (Apocalipsis 7:13; Daniel 12:1, por lo tanto se está refiriendo a un evento que ha de suceder en nuestros dias. El hecho de que Jesucristo nos pida que oremos para que el dia de la huida no sea en sábado es una evidencia de que éste sería guardado por sus hijos en las últimas generaciones.

  12. Si la Biblia enseña a guardar el sábado, ¿por qué, entonces, hoy día se observa el domingo? ¿Quié hizo el cambio?

    "Mientras yo contemplaba los cuernos, he aquí que otro cuerno pequeño salió de entre ellos, y delante de él fueron arrancados tres cuernos de los primeros; y he aquí que este cuerno tenía ojos como de hombre, y una boca que hablaba con gran arrogancia. Y hablará palabras contra el Altísimo, y tratará duramente a los santos del Altísimo, y pretenderá cambiar los tiempos y la ley; y serán entregados en su mano hasta un tiempo, y tiempos, y medio tiempo” (Daniel 7:8,25).

  13. Señor, tengo entendido que el cuerno pequeño de Daniel 7 es la Iglesia Romana. Le haré una pregunta a Esteban Keenan, un sacerdote católico. ¿Cree la Iglesia Católica que tiene poder para cambiar la Ley de Dios?

    "Si no tuviera tal poder, no podría haber hecho aquello en que concuerdan todos los modernos eruditos en religión; no podría haber reemplazado la observancia del sábado. Séptimo día de la semana, por la observancia del domingo, primer día de la semana, un cambio para el cual no existe autoridad bíblica” (A Doctrinal Catechism, página 174).

  14. ¿Cuándo se realizó ese cambio?

    "Observamos el domingo en lugar del sábado porque la Iglesia Católica en el Concilio de Laodicea (364 de J.C.) transfirió la solemnidad del sábado al domingo” (The Converts Catechism, Pedro Geirmann, página 50.

    Nota: Este catecismo recibió la bendición papal el 25 de Enero de 1910.

  15. ¿Están de acuerdo con esto los ministros protestantes?

    Los congregacionalistas dicen: “Es completamente claro que, por rígida o devotamente que pasemos el domingo, no estamos observando el sábado” —Dr. R. W. Dale en Ten Commandments, página 103.

    Los metodistas: “Sábado en el lenguaje hebreo, significa descanso, y es el séptimo día de la semana y debe confesarse que no existe ley en el Nuevo Testamento con¬cerniente al primer día”. —Diccionario Teológico de Buck.

    Los bautistas: “Ha existido y existe un mandamiento que ordena guardar el sábado, pero el sábado no era el domingo. Se dirá, sin embargo, y con cierto aire de triunfo, que el sábado fue transferido del séptimo al primer día de la semana. ¿Dónde puede hallarse esta transferencia? No en el Nuevo Testamento— absolutamente no…
    Por supuesto, bien sé que el domingo comenzó a observarse durante la historia cristiana primitiva... Pero es lamentable que haya venido rotulado con la marca del paganismo, y bautizado con el nombre del dios sol, cuando fue adoptado y sancionado por la apostasía papal, y transmitido como un sagrado legado al protestantismo” —Dr. E. T. Hiscox, autor del Baptist Manual.

  16. Señor, muchos de ellos son hombres sinceros y conocedores de las Escrituras. No es eso garantía de que todo lo enseñan es correcto?

    "El que dice: Yo he llegado a conocerle, y no guarda sus mandamientos, es un mentiroso, y la verdad no está en él; pero el que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado; en esto conocemos que estamos en él” (1 Juan 2:4-5).

  17. Pero ¿no es suficiente que yo ame al Señor y viva de acuerdo con la ley de amor?

    "Si me amáis guardad mis mandamientos” (Juan 14:15).

  18. Yo sé que el sábado es uno de los Diez Mandamientos (Exodo 20:8-11), mas no creo que sea tan importante.

    "Porque cualquiera que guarda toda la ley, pero ofende en un punto, se hace culpable de todos. Porque el que dijo: No cometerás adulterio, también dijo: No cometerás homicidio. Ahora bien, si no cometes adulterio, pero cometes homicidio, ya te has hecho transgresor de la ley. Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por la ley de la libertad” (Santiago 2:10-12).

  19. Pero, ¿acaso la salvación no es por gracia?

    "Porque por gracia habéis sido salvados por medio de la fe; y esto no proviene de vosotros, pues es don de Dios; no a base de obras, para que nadie se gloríe. Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas” (Efesios 2:8-10).

    Nota: La salvación es un don gratuito que se recibe por la fe, pero todo aquel que verdaderamente ha recibido a Cristo en su corazon demostrará que su fe es genuina, mediante la obediencia a la Ley de Dios. Fuimos creados para "buenas obras".

  20. Pero, Señor, la Biblia afirma que Jesucristo es nuestro verdadero reposo. ¿No basta, acaso, con permanecer en él todos los días?

    "El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo” (1 Juan 2:6).

    "Jesús regresó a Galilea en el poder del Espíritu, y las noticias sobre él se difundieron por toda la comarca circunvecina. Enseñaba en sus sinagogas, siendo glorificado por todos. Jesús en Nazaret Vino a Nazaret, donde se había criado, y en día de sábado entró en la sinagoga, según su costumbre, y se levantó a leer” (Lucas 4:14-16).

  21. A mí me parce que si obserov un día de cada siete, sin preocuparme de que sea uno en particular, esto debe ser suficiente.

    "Y Jehová dijo a Moisés: ¿Hasta cuándo no querréis guardar mis mandamientos y mis leyes?” (Éxodo 16:28).

    "Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su final es camino de muerte.” (Proverbios 16:25).

  22. Pero, Señor, mira a la gente que obra milagros en tu nombre. Algunos sanan enfermos, otros hablan en lenguas y hacen muchas maravillas; sin embargo no guardan el sábado. ¿Qué dices tú de ellos?

    "Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre lanzamos demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les diré claramente: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de iniquidad” (Mateo 7:22, 23).

  23. Sí, yo sé que el sábado es el día correcto: pero sufrirían económicamente si cerrara el sábado. Podría perder mi trabajo. ¡No me sería posible progresar en el mundo!

    "¿Qué aprovechará al hombre, si granjeare todo el mundo, y pierde su alma?” (Marcos 8:36).

  24. Bien, en cuanto a mí mismo, no me preocupo; pero ¿que dices de mi familia? ¿No sería mejor para mí trabajar el sábado que dejar a mi familia pasar necesidades?

    "Porque todas estas cosas las buscan con afán los gentiles; pues vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” (Mateo 6:32-33).

    "Mirad que Jehová os dio el día de sábado, y por eso en el sexto día os da pan para dos días. Estése, pues, cada uno en su lugar, y nadie salga de él en el séptimo día” (Éxodo 16:29).

    "No he visto justo desamparado, ni su simiente que mendigue pan” (Salmo 37:25).

  25. Y si esto trajera como consecuencia conflicto y división entre nosotros, ¿no serpreferible seguir aceptando el domingo y vivir en paz?

    "El que ama a su padre o a su madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a su hijo o a su hija más que a mí, no es digno de mí; y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí” (Mateo 10:37-38).

    "Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo” (Lucas 14:33).

  26. Mis dirigentes religiosos no estarán de acuerdo conmigo y hablarán mal de mí, tildándome de legalisto o judaizante.

    "¡Ay cuando todos los hombres hablen bien de vosotros!, porque de la misma manera hacían sus padres con los falsos profetas” (Mateo 24:20-21).

    "Respondiendo Pedro y los apóstoles, dijeron: Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres” (Hechos 5:29).

  27. Mis amigos y conocidos se burlarán de mí y me ridiculizarán.

    "Bienaventurados seréis cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que os precedieron” (Mateo 5:11-12).

  28. Temo que no sería capaz de soportar todas estas pruebas. Soy demasiado débil.

    "Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de muy buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que habite en mí el poder de Cristo” (2 Corintios 12:9).

  29. Entonces, Señor, ¿cuál es la recompensa por ser fiel a ti, en este asunto del sábado?

    "Si retrajeres a causa del sábado tu pie, de hacer tu voluntad en mi día santo, y lo llamares delicia; y al día santo de Jehová, honorable; y lo honrares, no andando en tus propios caminos, ni buscando tu negocio, ni hablando de él, entonces te deleitarás en Jehová; y yo te haré subir sobre las alturas de la tierra, y te alimentaré con la heredad de Jacob tu padre; porque la boca de Jehová lo ha hablado” (Isaías 58:13-14).

    "Nadie hay que haya dejado casa, padres, o hermanos, o mujer, o hijos, por el reino de Dios, que no haya de recibir mucho más en este tiempo, y en el siglo venidero la vida eterna” (Lucas 18:29,30).

  30. Señor, yo anhelo heredar la tierra renovada. ¿Se guardará el sábado allí también?

    "Porque como los cielos nuevos y la nueva tierra que yo hago permanecerán delante de mí, dice Jehová, así permanecerá vuestra descendencia y vuestro nombre. Y sucederá que de mes en mes, y de sábado en sábado, vendrán todos a adorar delante de mí, dijo Jehová” (Isaías 66:22-23).

  31. ¿Has fijado algún tiempo especifico para el inicio y el fin de cada sábado?

    "Sábado será a vosotros, y afligiréis vuestras almas, comenzando a los nueve días del mes en la tarde; de tarde a tarde guardaréis vuestro reposo” (Levítico 23:32).

    "Sacrificarás la pascua por la tarde a la puesta del sol, a la hora que saliste de Egipto” (Deuteronomio 16:6).

  32. ¿Pues entonces, mi Señor, sea hecha tu voluntad en la tierra así como en el cielo. De ahora en adelante, y con tu ayuda, guardaré el día de reposo que tu ordenaste para el hombre.

    "Su señor le dijo: Bien, siervo bueno y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor” (Mateo 25:21).